BLOG

La sostenibilidad, palanca de crecimiento del sector inmobiliario.

El reto del sector pasa por adaptar un parque de más de 25 millones de viviendas existentes en España, así como otros edificios, a los nuevos estándares europeos de consumo casi nulo.

La eficiencia energética y la sostenibilidad se ha convertido en una de las principales preocupaciones, y ocupaciones, de los protagonistas del sector inmobiliario.

En las jornadas Eficiencia Energética en el sector inmobiliario del siglo XXI, organizado por EXPANSIÓN y Su Vivienda y patrocinado por Grupo Lobe, arquitectos, representantes de la Administración, constructoras, promotoras y Socimis se dieron cita para abordar algunos de los retos del sector en materia de sostenibilidad y la necesidad de adaptarse a los nuevos requisitos normativos de la UE.

De acuerdo con la directiva europea, a partir de 2019 todos los edificios públicos de obra nueva deben ser de consumo prácticamente cero y, un año más tarde, los edificios nuevos de titularidad privada. “El problema serán los 42.000 millones de metros cuadrados construidos. En España existen más de 25 millones de viviendas. La nueva directiva europea no establece hitos exactos pero determina dos horizontes, uno de ellos en 2050”, explicó Lluis Comerón, consejero superior de colegios de arquitectos de España.

Comerón indicó que llegar a 2050 con el parque adaptado al objetivo de la descarbonización de la economía y de la energía implicará rehabilitar 750.000 viviendas al año.

Continúa leyendo La sostenibilidad, palanca de crecimiento del sector inmobiliario.

Recuperarse de una crisis de reputación, una tarea nada fácil.

Puede que en el pasado las grandes compañías pudiesen sobrevivir mejor a las crisis, pero ya no. Toda empresa o marca debería tener un protocolo de actuación

Uno de los peores momentos a los que se pueden enfrentar las marcas y las empresas son las crisis. Una crisis de reputación o de comunicación se pueden convertir en una pesadilla para sus responsables de imagen y en un problema para el que es necesario encontrar soluciones sea como sea.

El problema puede venir por un producto que dio malos resultados, por unas declaraciones erróneas de algún directivo, por alguna mentira en la que la marca ha sido cazada, por alguna casualidad a la que se ha visto arrastrada.

Las razones del problema pueden ser muy variadas, la reacción de los consumidores suele ir por cierta línea y el papel de las compañías suele implicar hacer una contención de riesgos y centrarse en un plan para sobrevivir.

Las marcas y las empresas que pueden acabar viéndose arrastradas a una crisis pueden ser de muchos tipos, ya que nadie – ni la empresa más grande ni la más pequeña – han sido nunca realmente vacunadas contras las crisis. Se tenga el tamaño que se tenga y se sea como se sea, la compañía en cuestión tendrá que trabajar para encontrar una solución al problema y para recuperar la posición perdida.

Continúa leyendo Recuperarse de una crisis de reputación, una tarea nada fácil.

La responsabilidad social corporativa ‘puntuará’ para lograr contratos públicos.

La vigilancia sobre la política de responsabilidad social hacia la plantilla de la propia empresa, se mantendrá durante la duración del contrato.

La nueva ley de contratos del sector público, que entrará en vigor el 9 de marzo, obliga a las empresas licitadoras a cumplir requisitos concretos sobre igualdad de género, condiciones laborales justas, consumo de comercio justo o eficiencia energética.

Además, la vigilancia sobre la política de responsabilidad social, por ejemplo, hacia la plantilla de la propia empresa, se mantendrá durante la duración del contrato. De esta forma, se penalizará el retraso del pago de salarios o los incumplimientos del convenio colectivo.

Además de cumplir con una serie de requisitos (ver cuadro adjunto), es muy importantes saber qué aspectos excluyen automáticamente de una contratación:

  • Ofertas con precios que no cubran los costes salariales establecidos en los convenios colectivos de aplicación.
  • Las que sean tan anormalmente bajas que se presuman inviables.
  • Las empresas que no cumplan el requisito de que al menos el 2% de los empleados de las empresas de 50 o más trabajadores tenga reconocida una discapacidad.

Continúa leyendo La responsabilidad social corporativa ‘puntuará’ para lograr contratos públicos.

Las empresas fijan objetivos de sosteniblidad a sus directivos en el bonus.

Las compañías han rediseñado los planes de retribución de sus directivos para incluir el desarrollo sostenible y la gobernanza en sus sueldos.

Los grandes inversores, asesores de voto y accionistas están cada vez más preocupados por la sostenibilidad y es frecuente que los directivos hablen del impacto social y ambiental del negocio. Este auge ha hecho que las compañías vinculen el sueldo de sus ejecutivos con métricas de sostenibilidad y buen gobierno. El 53,8% de las sociedades del S&P 500 liga la compensación con la sostenibilidad, según un informe de GMI Ratings, pero sólo el 16% menciona las métricas específicas empleadas para medir su actividad. Vincular el logro de hitos relacionados con la sostenibilidad y el gobierno al salario de los primeros ejecutivos, la alta dirección y los empleados es una práctica habitual en muchos grupos del Ibex.

Acciona fue una de las primeras en hacerlo. La valoración anual del desempeño de sus consejeros ejecutivos incluye objetivos concretos de sostenibilidad, siguiendo el Bono Acciona, implantado en 2012 para los empleados con variable. Según las metas del Plan Director de Sostenibilidad, el Bono se ha extendido a todas las divisiones (cerca del 3,5% de los objetivos ligados a sostenibilidad definidos para cada una de las áreas) y en los principales países. En 2016, último dato disponible, más de 3.100 empleados de Acciona se beneficiaron del Bono (el 95 % de los directivos y el 90% los de gerentes de estructura), ampliándose a parte del personal técnico y de soporte.

Continúa leyendo Las empresas fijan objetivos de sosteniblidad a sus directivos en el bonus.

‘Startup’ sostenibles: una tendencia en alza por un mundo mejor.

Proteger el medioambiente y fomentar la inclusión social son las metas de los cada vez más numerosos proyectos innovadores que apuestan por la sostenibilidad.

Llevar a nuestra boca productos saludables tanto para nosotros como para el entorno. Usar plásticos que, en lugar de ser contaminantes, respeten el medioambiente. Acceder a herramientas que mejoran la vida de los que más lo necesitan desde el smartphone. Más allá de desarrollar una tecnología innovadora, algunos emprendedores en España están haciendo posibles estas y otras acciones impulsando proyectos nacidos con la mirada en la puesta en la sostenibilidad.

Al fin y al cabo, cada vez estamos más concienciados de la necesidad de proteger todo lo que nos rodea, y las ideas sostenibles creadas en suelo patrio están poniendo su granito de arena para hacer del planeta un lugar mejor para todos.

Una mejor alimentación (para nosotros y para el entorno)

Alimentarnos con frutas y verduras cultivadas sin causar perjuicio al medioambiente es una preocupación que cada vez compartimos más ciudadanos. Es por eso que algunas iniciativas quieren dar respuesta a esa inquietud fomentando una agricultura sostenible.

De hecho, los agricultores ya pueden recurrir a fertilizantes con microorganismos procedentes del humus de lombriz para evitar el excesivo uso de productos químicos y promover cultivos más sanos. Tras esta novedosa idea para transformar la agricultura tradicional se encuentra Enrique Cat, que ha sido seleccionado recientemente como uno de los 30 talentos menores de 30 años por el Forbes Summit España.

Continúa leyendo ‘Startup’ sostenibles: una tendencia en alza por un mundo mejor.