Los 30 derechos humanos de tu empresa que debes conocer

Haz valer los derechos humanos de tu empresa. (Foto: Reuters)Haz valer los derechos humanos de tu empresa. (Foto: Reuters)

Hoy vivimos en sociedades de riesgo, más complejas y corporativas, donde como resultado de la interacción, relaciones comerciales y cotidianas se ven afectados o lesionados bienes, intereses o valores de las empresas, ya sea por indebidas actuaciones u omisiones de las autoridades o entre particulares.

La tendencia actual a nivel mundial es lograr la interpretación jurídica que permita la protección más amplia en materia de derechos humanos en favor de todas las personas. En este sentido, el ordenamiento jurídico mexicano ha tenido avances importantes en esta materia, pues a partir de las reformas de junio de 2011, la Constitución de México elevó a jerarquía constitucional todas las normas de derechos humanos contenidas en los tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano.

Este reconocimiento de los derechos humanos contenidos en los tratados internacionales de los que México es parte y su armonía jurisprudencial con las normas constitucionales representa un avance en la dirección correcta, pero en la práctica enfrenta retos importantes en el contexto de la grave crisis de ilegalidad y falta de credibilidad en las autoridades e instituciones de gobierno.

La legislación en nuestro país y la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconocen a las “personas físicas” y a las “personas jurídicas o morales” como sujetos independientes de derechos y obligaciones. En términos generales, son personas jurídicas o morales las siguientes:

― Los estados y los municipios.
― Las demás corporaciones de carácter público reconocidas por la ley.
― Las sociedades civiles o mercantiles, incluidas las empresas.
― Los sindicatos y las asociaciones profesionales.
― Las sociedades cooperativas y mutualistas.
― Las asociaciones distintas de las enumeradas que se propongan fines políticos, científicos, artísticos, de recreo o cualquiera otro fin lícito, siempre que no fueren desconocidas por la ley.
― Las personas morales extranjeras de naturaleza privada.

Todas estas personas jurídicas o morales tienen personalidad jurídica y patrimonio propio, distinto de sus integrantes, y pueden ejercitar todos los derechos que sean necesarios para realizar su objeto para el cual fueron legalmente constituidas. Así, las empresas obran y se obligan por medio de los órganos que las representan, sea por disposición de la ley o conforme a las disposiciones de sus escrituras constitutivas y sus estatutos sociales.

Continúa leyendo Los 30 derechos humanos de tu empresa que debes conocer

COP21, ¿un acuerdo descafeinado?

cop-21

La Conferencia sobre el Cambio Climático de París nos ha dejado con un sabor agridulce, quizá con la sensación de haber perdido una oportunidad histórica y con la ilusión frustrada de aquello que pudo haber sido y no fue.

Hace unos meses nos preguntábamos si queríamos realmente detener el cambio climático y poníamos de manifiesto la importancia que la COP21 tendría a la hora de tomar medidas decisivas para limitar las emisiones globales futuras.

La COP21 (por Conferencia de las Partes, en inglés) se inició el 30 de noviembre y acabó el 12 de diciembre, un día después de lo previsto porque las negociaciones se alargaron para poder llegar finalmente al Acuerdo, que deberá ser ratificado en el plazo máximo de un año a partir del 22 de abril de 2016 por al menos 55 partes que sumen en total el 55% de las emisiones globales y que tendrá vigencia a partir de 2020.

Un total de 195 países por separado más los pertenecientes a la Unión Europea (actuando conjuntamente) acudieron a la Conferencia. De esos 195 países, un puñado de ellos por causas debidas a guerras, catástrofes naturales o diferencias ideológicas no presentaron sus compromisos previos para el Acuerdo.

Según la Comisión Europea, el Acuerdo de París que debía surgir de la COP21 tenía por finalidad principal “contribuir a efectuar la transición mundial hacia un futuro con bajas emisiones de carbono y resistente al cambio climático”.

Un acuerdo que iba a “exigir por primera vez a todos los países adoptar medidas específicas para ir reduciendo gradualmente las emisiones, en función de sus circunstancias nacionales”.

Las negociaciones fueron duras, con diversos puntos en los que las naciones estaban en desacuerdo, como por ejemplo en temas referentes a la financiación para los países en desarrollo; hasta qué punto el pacto era vinculante jurídicamente; cuáles iban a ser las cifras de reducción de emisiones, o sobre qué países debían asumir los costes de las medidas a tomar en función de si estaban o no en vías de desarrollo.

Un acuerdo con tantos países involucrados, con diferentes grados de desarrollo y diferentes políticas, intereses y voluntades desde luego no puede ser sencillo de conseguir, por lo que inevitablemente el compromiso al que se ha llegado tiene diversas lecturas. Dependiendo de quién las interprete son una victoria para el planeta o un fracaso. Veremos a continuación en qué se basan ambas lecturas.

Continúa leyendo COP21, ¿un acuerdo descafeinado?

La Asamblea General adopta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

25 de septiembre, 2015 — La Asamblea General de la ONU adoptó hoy la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Los Estados miembros de la Naciones Unidas aprobaron una resolución en la que reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

La nueva estrategia regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos 15 años. Al adoptarla, los Estados se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

“Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.

Los 17 Objetivos de la Agenda se elaboraron en más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países.

La Agenda implica un compromiso común y universal, no obstante, puesto que cada país enfrenta retos específicos en su búsqueda del desarrollo sostenible, los Estados tienen soberanía plena sobre su riqueza, recursos y actividad económica, y cada uno fijará sus propias metas nacionales, apegándose a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), dispone el texto aprobado por la Asamblea General.

Además de poner fin a la pobreza en el mundo, los ODS incluyen, entre otros puntos, erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.

Fuentehttp://www.un.org/spanish/News/story.asp?newsID=33371#.VhUMgLwyKHW

Los Diez Principios del Pacto Mundial explicados con películas

Los diez principios del Pacto Mundial podrían explicarse de forma académica: Son principios basados en Declaraciones y Convenciones Universales aplicadas en cuatro áreas: Derechos Humanos, Medio Ambiente, Estándares Laborales y Anticorrupción… o se podrían ver algunas películas para comprender mejor el tema. Aquí nuestras recomendaciones.

Los Diez Principios del Pacto Mundial

Derechos Humanos:

Principio 1: Las Empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales reconocidos universalmente, dentro de su ámbito de influencia.
Película recomendadaEl Jardinero Fiel (2005) La cinta versa sobre los ensayos ilegales llevados a cabo en niños nigerianos por empresas farmacéuticas en 1996. Protagonizada por Ralph Fiennes y Rachel Weisz. Está basada en la novela homónima de John Le Carré.

Principio 2: Las Empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices de la vulneración de los derechos humanos
Película recomendadaFiladelfia (1993). La vida del joven abogado Andrew Beckett cambia cuando se entera de que está enfermo de SIDA. Cuando su compañía, una prestigiosa firma legal se entera, es despedido con falsos argumentos. Beckett decide contratar al abogado Joseph Miller, a quien anteriormente le había ganado un caso, para que le defienda y ambos deben luchar contra los prejuicios que tiene el mundo empresarial y la sociedad sobre dicha enfermedad. Protagonizada por Tom Hanks (le valió el Oscar) y Denzel Washington.

Principios del Pacto Mundial

Continúa leyendo Los Diez Principios del Pacto Mundial explicados con películas