Las empresas fijan objetivos de sosteniblidad a sus directivos en el bonus.

Las compañías han rediseñado los planes de retribución de sus directivos para incluir el desarrollo sostenible y la gobernanza en sus sueldos.

Los grandes inversores, asesores de voto y accionistas están cada vez más preocupados por la sostenibilidad y es frecuente que los directivos hablen del impacto social y ambiental del negocio. Este auge ha hecho que las compañías vinculen el sueldo de sus ejecutivos con métricas de sostenibilidad y buen gobierno. El 53,8% de las sociedades del S&P 500 liga la compensación con la sostenibilidad, según un informe de GMI Ratings, pero sólo el 16% menciona las métricas específicas empleadas para medir su actividad. Vincular el logro de hitos relacionados con la sostenibilidad y el gobierno al salario de los primeros ejecutivos, la alta dirección y los empleados es una práctica habitual en muchos grupos del Ibex.

Acciona fue una de las primeras en hacerlo. La valoración anual del desempeño de sus consejeros ejecutivos incluye objetivos concretos de sostenibilidad, siguiendo el Bono Acciona, implantado en 2012 para los empleados con variable. Según las metas del Plan Director de Sostenibilidad, el Bono se ha extendido a todas las divisiones (cerca del 3,5% de los objetivos ligados a sostenibilidad definidos para cada una de las áreas) y en los principales países. En 2016, último dato disponible, más de 3.100 empleados de Acciona se beneficiaron del Bono (el 95 % de los directivos y el 90% los de gerentes de estructura), ampliándose a parte del personal técnico y de soporte.

Continúa leyendo Las empresas fijan objetivos de sosteniblidad a sus directivos en el bonus.