El Ibex 35 asume ya los retos de un desarrollo sostenible.

Los objetivos más trabajados por las empresas españolas coinciden en su mayoría con temáticas reguladas en la normativa nacional, por lo que las empresas deben cumplir con determinados requisitos legales, según se desprende de los datos del informe de la Red Española del Pacto Mundial, titulado: ODS, Año 2. Análisis, Tendencias y liderazgo empresarial en España. | Más noticias en la revista digital gratuita elEconomista Buen Gobierno.

Así, por ejemplo, en materia de seguridad y salud laboral -ODS 3- o en materia de condiciones de trabajo igualitarias entre mujeres y hombres -ODS 5-, las compañías consideran que la legislación por sí sola es insuficiente para alcanzar los Objetivos, como demuestra el hecho de que la brecha salarial entre hombres y mujeres se situase en España en el año 2014 en torno al 23 ciento.

En España, cada comunidad autónoma tiene un contexto particular, por lo que las empresas de cada zona se enfrentan a retos y desafíos específicos. La tendencia que reflejan las empresas firmantes del Pacto Mundial es generalizada en las diferentes regiones en relación al Objetivo 8 -Trabajo decente y crecimiento económico- y al Objetivo 5 Igualdad de género-. Estos se trabajan de forma prioritaria.

Ante la ‘huella de carbono’

Acciona, Telefónica, Ferrovial e Iberdrola -ambos con la misma puntuación- y Gas Natural Fenosa ocupan los cinco primeros puestos del Ranking Carbon Clear, que analiza los avances de las empresas del Ibex 35 en reporting ambiental. Estos líderes ejercen una influencia clara en sus grupos de interés a través del establecimiento de objetivos de sostenibilidad y de actividades de cooperación y coinnovación con sus partes interesadas para avanzar y crecer conjuntamente de manera sostenible. Consecuencia de ello es que la puntuación media obtenida por las empresas de este índice ha aumentado respecto a 2016 -pasando del 49% el año pasado al 56% en 2017-. En general, la mayoría de los sectores ha mejorado su puntuación, incluso el sector de Servicios de Consumo que obtiene la peor puntuación de nuevo pero que mejora en seis puntos respecto a 2016, pasando de un 37% en 2016 a un 43% en 2017.

Así, el informe denuncia que otras compañías no han mostrado el nivel de compromiso y ambición deseados, quedando expuestas a las consecuencias de futuros riesgos climáticos y con un largo camino por delante si quieren competir con los líderes del Ibex 35. Por ello, el informe concluye que existe una brecha o dos velocidades en la apuesta que las empresas del Ibex 35 hacen por la sostenibilidad.

El 94% de las empresas del Índice español utiliza el estándar establecido por Global Reporting Initiative (GRI), una organización sin ánimo de lucro que produce guías para el reporte de aspectos de sostenibilidad: ambientales, sociales y de gobierno (ASG). El empleo de estas guías es del 80% en el índice francés CAC 40 y del 42% del FTSE.

Un total de 28 compañías hacen referencia en sus memorias al desarrollo de productos y servicios sostenibles, aunque sólo ocho de ellas parecen considerarlo como una oportunidad real de negocio. En el informe se analizan 75 indicadores -tomados de informaciones de dominio público- que cubren cuatro áreas de estudio: medición y reporte; estrategia y gobernanza; objetivos y reducción de impacto y colaboración con los grupos de interés.

Junto a estos cuatro indicadores se incluyen las mejores prácticas que han puntuado de manera independiente. Señala Cristina Raventós, máxima responsable en España de Carbon Clear, que en “una primera conclusión común es que tanto el Acuerdo de París como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU han contribuido a que las empresas del Ibex 35 vean la sostenibilidad definitivamente como un elemento estratégico”.

Retribuciones

Las empresas del Ibex 35 cada vez buscan consejeros más profesionalizados para hecer frente a los nuevos retos y mercados. La participación en las comisiones ocupa día a día mayor peso en los ingresos de los altos ejecutivos societarios.

Así, la retribución media en metálico por consejero se situó en unos 441.000 euros anuales -consideran do los 482 cargos de consejero del Ibex-, lo que supone un descenso del 3,4% respecto a 2015, según las conclusiones del Informe

sobre la remuneración de los consejeros de las compañías del Ibex 35, realizado por el equipo de Compensación de Consejeros y Directivos de KPMG.

Este dato supone que la remuneración media bruta en metálico devengada por los consejos de administración de las sociedades del Ibex descendió, en promedio, un 7,1% respecto del año anterior. El sueldo medio del Ibex por el desempeño de funciones ejecutivas es de 937.000 euros y lo han recibido 68 consejeros ejecutivos.

 

Fuentehttp://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/8687491/10/17/El-IBEX-35-asume-ya-los-retos-de-un-desarrollo-sostenible.html