Los consumidores españoles, cada vez más exigentes con las empresas

Las empresas tienen cada vez más complicado y difícil ganarse la confianza de los consumidores. Fabricar productos bonitos y baratos ya no garantiza el éxito, ni mucho menos. Los consumidores van un paso más allá, o dos. Más que la satisfacción de sus necesidades, que también, lo que de verdad exigen a las empresas es que sean transparentes, éticas y se comprometan en la solución de los problemas que afectan a los territorios en los que operan. Es la principal conclusión del informe RepTrak® España 2016, que analiza la reputación de 290 de las más conocidas empresas de nuestro país .

Los datos del mencionado informe resultan abrumadores. Por ejemplo, más del 60% de la decisión de comprar un producto depende de lo que la empresa fabricante sugiere al consumidor o de los valores que está representa o defiende. Solo el 40% tiene que ver con las cualidades del producto o su utilidad.

“Vivimos en una economía de las percepciones. Únicamente las empresas que emocionan a sus consumidores consiguen diferenciarse del resto y atraer el interés de los consumidores”, declara Fernando Prado, socio director de Reputation Institute y responsable del informe.

Para la realización de este informe, Reputation Institute ha entrevistado a más de 8.000 consumidores en toda España, que han valorado el comportamiento de las empresas en siete ámbitos de su desempeño corporativo: Resultados financierosIntegridadCiudadaníaLiderazgoInnovaciónEntorno de trabajo y Oferta de productos y servicios. El resultado es un diagnóstico exhaustivo de la reputación corporativa en nuestro país.

El top ten de la excelencia reputacional en España lo integran las siguientes empresas:

1. BMW (83,4/100 puntos Pulse, el indicador del modelo RepTrak® que cuantifica la estima, confianza, admiración y buena impresión que despierta una empresa).

2. Google (81,3 puntos)

3. BSH [Bosch/Balay] (80,7 puntos)

4. Samsung (79,5 puntos)

5. Daimler [Mercedes-Benz] (79,3 puntos)

6. Sony (78,9 puntos)

7. Nintendo (78,6 puntos)

8. Adidas (78,5 puntos)

9. Grupo Bimbo (78 puntos)

Danone (77,9 puntos)

Tras varios años de profundas caídas en la reputación de las compañías de nuestro país, en 2014 y 2015 se registró una clara recuperación que se consolida en 2016 Esta situación de normalidad se ha traducido en una fortísima competencia para mantener el nivel de reputación, lo que cada vez resulta mas complicado. De hecho, únicamente 7 de las 10 primeras compañías de 2015 repiten este año en el top ten y todas ellas con oscilaciones en el ranking. Así, BMW, Google y Adidas suben 1 puesto cada una, mientras que Samsung y BSH lo hacen 4 y 7 puestos, respectivamente. Por el contrario, Sony, que en 2015 encabezó el ranking, pierde 4 puestos, 2 menos que Danone. Por su parte, Mercedes, Nintendo y Grupo Bimbo se estrenan en el top ten de este año.

¿Cuál es el retrato robot de la empresa reputada española? Para los consumidores encuestados. lo primero es que ponga en el mercado productos competitivos y confiables y luego que sea un buen ciudadano corporativo, que se muestre íntegra y que, en este sentido, sea ética y transparente. En definitiva consecuente consigo mismo. Es decir, que haga lo que dice y diga lo que hace.

El nivel de exigencia de los consumidores españoles no concluye aquí. También quieren que las empresas formen parte de la solución de los problemas que nos afectan a todos y no, simplemente, como actores pasivos. Exigen que su compromiso con la conservación medioambiental o la reducción de las brechas socioeconómicas sea sincero y activo.

El resultado de la aceptación de estas nuevas reglas de juego por las empresas es un aumento de su competitividad y, por tanto, mayores ingresos recurrentes en el tiempo. Así, por ejemplo, solo el 20% de los consumidores encuestados manifestó su intención de comprar los productos de una empresa con una reputación débil, menos de 40 puntos porcentuales de quienes sí se los comprarían a empresas con una reputación fuerte. También el 63% de los consumidores encuestados estaría dispuesto a recomendar estos mismo productos de las diez empresas con mejor reputación frente a únicamente el 19% para las diez empresas con peor percepción. Diferencias similares entre las empresas con una reputación fuerte o débil se observa en el caso de solicitar trabajo, de concederle el beneficio de la duda o de hablar positivamente de ella.

Fuente: http://www.expansion.com/blogs/reputation/2016/05/26/los-consumidores-espanoles-cada-vez-mas.html