Los consumidores españoles, cada vez más exigentes con las empresas

Las empresas tienen cada vez más complicado y difícil ganarse la confianza de los consumidores. Fabricar productos bonitos y baratos ya no garantiza el éxito, ni mucho menos. Los consumidores van un paso más allá, o dos. Más que la satisfacción de sus necesidades, que también, lo que de verdad exigen a las empresas es que sean transparentes, éticas y se comprometan en la solución de los problemas que afectan a los territorios en los que operan. Es la principal conclusión del informe RepTrak® España 2016, que analiza la reputación de 290 de las más conocidas empresas de nuestro país .

Los datos del mencionado informe resultan abrumadores. Por ejemplo, más del 60% de la decisión de comprar un producto depende de lo que la empresa fabricante sugiere al consumidor o de los valores que está representa o defiende. Solo el 40% tiene que ver con las cualidades del producto o su utilidad.

“Vivimos en una economía de las percepciones. Únicamente las empresas que emocionan a sus consumidores consiguen diferenciarse del resto y atraer el interés de los consumidores”, declara Fernando Prado, socio director de Reputation Institute y responsable del informe.

Para la realización de este informe, Reputation Institute ha entrevistado a más de 8.000 consumidores en toda España, que han valorado el comportamiento de las empresas en siete ámbitos de su desempeño corporativo: Resultados financierosIntegridadCiudadaníaLiderazgoInnovaciónEntorno de trabajo y Oferta de productos y servicios. El resultado es un diagnóstico exhaustivo de la reputación corporativa en nuestro país.

Continúa leyendo Los consumidores españoles, cada vez más exigentes con las empresas