Tendencias en reporting de RSC 2015: Influencia de la legislación y aseguramiento de los informes.

Hace pocos días se ha publicado el Estudio global de informes de Responsabilidad Corporativa 2015 de KPMG, tanto a nivel internacional como de España. El estudio a nivel internacional se compone de 3 partes en las que se tratan temas como la rendición de cuentas de las empresas en cuanto al carbono, la calidad del reporte de Responsabilidad Social Corporativa (en ambos casos teniendo en cuenta las empresas del llamado “G250” que son las 250 empresas principales del índice Fortune Global 500) y las tendencias en informes de RSC (en este caso usando las 100 principales empresas por facturación –N100- en cada uno de los 45 países donde se ha llevado a cabo el estudio).

El estudio a nivel de España contempla “las conclusiones correspondientes a las empresas españolas de la novena edición de la Encuesta global de reporting de Responsabilidad Corporativa de KPMG”.

Tras ojear ambos informes, dos han sido los asuntos que me han parecido de mayor interés de entre todos los datos ofrecidos.

El primer asunto se refiere a que, según el estudio a nivel internacional, el vector principal para que las empresas publiquen información no financiera es el legislativo. Un 92% de las empresas del G250 (con un pequeño descenso del 3% en los últimos 3 años) y un 73% de las del N100 (en pequeño crecimiento en los últimos 3 años) publican informes de RSC. Desde KPMG indican que esa estabilización sugiere que el aumento del reporting de RSC que pueda haber en el futuro será en menores incrementos de los que ha habido hasta ahora a no ser que la legislación haga obligatorios este tipo de informes, de la cual auguran que habrá una proliferación en los próximos años tomando como por ejemplo la Directiva Europea sobre informes no financieros que obligará a reportar sobre RSC a partir de 2017 a aproximadamente 6.000 de las más grandes empresas de Europa.

Últimamente se han introducido leyes estatales sobre reporting en países como Francia, India, Indonesia y Sudáfrica y en otros como Brasil, Malasia y Singapur la obligación ha provenido de los mercados de valores. Los requerimientos del reporting pueden ser muy amplios o centrarse en temas como emisiones de gases de efecto invernadero o minerales “conflictivos”.

Según KPMG difícilmente se conseguirá que las organizaciones reporten en RSC en un porcentaje mayor del 90% sin el “empuje” de una legislación que lo exija. Por tanto, podríamos decir que, sin los cambios anteriormente mencionados en la legislación, quizá habríamos llegado ya al “techo” en cuanto al % de grandes empresas que informan sobre su RSC.

Continúa leyendo Tendencias en reporting de RSC 2015: Influencia de la legislación y aseguramiento de los informes.