GRI incorporará la discapacidad en las futuras actualizaciones de sus estándares

El trabajo realizado para la elaboración del documento ‘La discapacidad en las memorias de sostenibilidad’ y las opiniones que en un futuro aporten las entidades usuarias de los estándares del Global Reporting Initiative (GRI) hará que esta entidad incorpore indicadores de discapacidad en las futuras actualizaciones del G4.

Esta es una de las consecuencias del documento presentado este miércoles en Madrid elaborado por Fundación ONCE y GRI con el objetivo de promover que en los informes de responsabilidad social corporativa se incluyan aspectos relacionados con la discapacidad.

Según Laura Espinach, coordinadora de estándares de reporte de GRI, las nuevas actualizaciones incluirán elementos de discapacidad “pero con tanta profundidad como en el presente documento”. “Continuaremos con el diálogo con los distintos grupos de interés, veremos cómo es recibida la herramienta que hemos presentado y si son factibles o no nuestras propuestas y cómo se pueden mejorar”, dijo.

La responsable de este organismo internacional puso de manifiesto que desde este momento “esperamos que aumente el conocimiento que tienen las empresas sobre la discapacidad, de manera que se ponga en la agenda de las compañías”. En los próximos años, añadió, “veremos más datos referentes a la discapacidad en las memorias de sostenibilidad, como ya sucedió en su momento con los temas relacionados con el género”.

El acto de presentación también contó con la participación de Tomás Sercovich, director de Relaciones Externas de Forética. En su intervención aseguró que este documento ofrece una perspectiva global y trasversal de la discapacidad. Además, puso de relevancia cómo el desarrollo de los proyectos de responsabilidad social corporativa debe basarse sobre la colaboración entre los distintos grupos de interés.

En la jornada estuvieron presentes, entre otros, María José Cantarino, jefa de Innovación Social de Telefónica; Ana del Val, directora de Diversidad de L’Oreal España, y Fernando Riaño, director de RSC, Comunicación y Relaciones Institucionales de ILUNION. Todos ellos expusieron cómo sus compañías integran la discapacidad en sus modelos de negocio como casos de buenas prácticas y que se han incluido en el documento elaborado por GRI y Fundación ONCE.

Fernando Riaño incidió en la idea de que la rentabilidad social y la rentabilidad económica “son compatibles”, como muestra el hecho de que más del 70% de la plantilla de ILUNION, el grupo de empresas de la ONCE y su Fundación, son personas con discapacidad. “Somos un grupo de empresas cuya gestión está basada en la excelencia, como demuestra el sello EFQM de calidad y excelencia”, dijo. Por último, quiso recalcar que la responsabilidad social “no es un coste, sino una inversión”.

Fuentehttp://www.servimedia.es/Noticias/DetalleNoticia.aspx?seccion=24&id=436869